Harbor-UCLA Pediatrics

eLearning Login

First-Aid Kits - Spanish

First-Aid Kits, photo by Kathrin & Stefan

Consejos para armar un botiquín de primeros auxilios útil

En algún momento, la mayoría de nosotros hemos tenido la desagradable experiencia de cortarnos un dedo con la tapa de una lata y revolver toda la casa en busca de un apósito. Asegúrese de que cuando ocurran estos percances — y créame que ocurren — usted tenga a mano el botiquín de primeros auxilios de su hogar.

Ya sea que se trate de raspones, moretones o dolor de cabeza, contar con un botiquín de primeros auxilios bien equipado es una parte clave de estar bien preparado. Por supuesto, siempre debe llamar al 911 si tiene una emergencia médica, pero un botiquín de primeros auxilios protegerá a su familia para tratar lesiones, enfermedades y heridas comunes — e incluso emergencias más graves — de inmediato. Para estar preparado para una emergencia, la Cruz Roja Americana recomienda tener un botiquín de primeros auxilios en el hogar y otro en el automóvil.

“Los botiquines de primeros auxilios son importantes porque en el caso de algunas lesiones, el tiempo es vital,” afirma Richard Bradley, profesor adjunto de medicina de emergencia del Centro de Ciencias de la Salud de University of Texas en Houston. “Si una persona está sangrando, o no respira, usted querrá brindarle asistencia de inmediato.”

Considere su botiquín de primeros auxilios como su primer recurso, y asegúrese de que sus familiares — incluidos sus hijos si tienen la edad suficiente — y cuidadores sepan dónde encontrarlo y cómo usarlo. Para el botiquín, elija un recipiente impermeable que sea lo suficientemente grande como para guardar todos los artículos que necesita. Los recipientes de plástico transparente son ideales porque todos pueden ver que se trata del botiquín de primeros auxilios del hogar.

“Incluso puede usar una bolsa de plástico, siempre que sea resistente y fácil de encontrar,” comenta Bradley, miembro del Consejo de Asesoramiento Científico (Scientific Advisory Council) de la Cruz Roja Americana. “Debe ser algo que pueda encontrar rápidamente y pueda cargar con facilidad al lugar donde lo necesita en caso de emergencia.”

Al igual que el agua embotellada, las baterías y otros suministros de preparación que tiene a mano para casos de emergencia, revise el contenido de su botiquín de primeros auxilios cada seis meses y reemplace cualquier medicamento — como ibuprofeno o acetaminofeno — que esté vencido, así como las recetas que hayan vencido.

“Por otro lado, la mayoría del resto de los suministros, como un dispositivo de barrera para respiración cardiopulmonar, guantes, apósitos y vendajes, por lo general no tienen vencimiento,” afirma Bradley. “Pero asegúrese de que los envoltorios estén intactos, que nada esté roto y que no estén rasgados.”

Las rasgaduras y roturas no son buenas ya que pueden afectar los artículos que se supone deben ser estériles, u ocasionar que los vendajes pierdan la capacidad adhesiva.

¿Debe simplemente comprar un botiquín?

Su botiquín de primeros auxilios debe estar personalizado según las necesidades médicas específicas de su familia, pero hay ciertos artículos que todos los botiquines deben contener, como un termómetro (vea la lista). Su farmacia local debería de tener todos los suministros que necesita para un botiquín de primeros auxilios básico, y probablemente también venda botiquines prearmados en caso de que no desee armar uno de cero.

“Asegúrese de buscar un botiquín que tenga los suministros correctos. No todos los botiquines prearmados contienen suministros realmente útiles,” indica Bradley.

Reprinted with permission from The Nation’s Health, APHA. HealthFactSheets.org